López Obrador, el candidato de izquierda, se impuso en México

screenshot.14087

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es el nuevo presidente con casi el 50% de los votos.

Sus oponentes, el panista Ricardo Anaya y el priísta José Antonio Meade ya reconocieron la derrota. Fue la tercera candidatura presidencial de López Obrador, que ya se había presentado en 2006 (cuando denunció fraude en su contra) y en 2012 (cuando perdió contra el actual presidente Fernando Peña Nieto).

 

AMLO, candidato de una alianza de izquierda, será el 57º presidente mexicano, marcando una ruptura respecto de un largo predominio de distintos sectores conservadores en la política del país (será el primer presidente de izquierda desde Lázaro Cárdenas, el 43º mandatario que gobernó entre 1934 y 1940) El PAN y el histórico PRI peleaban muy lejos por el segundo puesto, con alrededor del 25% de los votos. Meade (PRI) fue el primero en reconocer la derrota y desearle éxito al candidato de Morena: “En este momento habrá que reconocer que, de acuerdo a las tendencias, fue Andrés Manuel López Obrador quien obtuvo la mayoría. Él tendrá la responsabilidad de conducir al Poder Ejecutivo, y por el bien de México le deseo el mayor de los éxitos”. Luego lo hizo Anaya (alianza PAN-PRD), quien reconoció en conferencia de prensa: “Como ya lo hice telefónicamente hace unos minutos que hablé con él, reconozco su triunfo, le expreso mi felicitación y le deseo el mayor de los éxitos por el bien de México”.

También la capital del país será gobernada por una candidata de Morena, Claudia Sheimbaun, quien habría obtenido entre el 47.5% a 55.5% de los votos, imponiéndose claramente sobre los candidatos del PAN-PRD, Alejandra Barrales, y del PRI, Mikel Arreola.

 

Aún falta el conteo de votos definitivo para establecer la nueva composición del Congreso, que renovaba 500 diputados y 128 senadores, aunque se estima que Morena también iba a obtener una clara mayoría, de la que dependerá buena parte de sus posibilidades políticas para avanzar en las prometidas reformas estructurales contra lo hecho por los últimos gobiernos de derecha en el país. AMLO deberá tomar el mando de un país desgarrado por el narcotráfico, la corrupción y la desigualdad social y además redefinir su marco de relaciones internacionales, especialmente con su poderoso vecino del norte, quien bajo la administración Trump ha endurecido su política comercial y migratoria para América latina. Su victoria en una de las principales economías de la región marca también un corte en la sucesión de victorias de candidatos conservadores en toda América latina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>