Segunda ola: Cinco provincias y Ciudad, con más de 90% de ocupación de terapias intensivas

Datos que surgen de la encuesta semanal que realiza la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) a instituciones públicas y privadas de todo el país.

De esta encuesta participaron 181 Unidades de Terapia Intensiva con un total de 3.563 camas, y se observó una tasa de ocupación promedio a nivel nacional del 87%, siendo Covid-19 positivos el 55%; de los cuales el 77% requirieron asistencia respiratoria mecánica (ARM), indicó el comunicado con los resultados. Al viernes, la capacidad de expansión de los centros de salud consultados promediaba un 10%.

 

El relevamiento, que no contempla el total de las terapias intensivas sino sólo aquellas que respondieron la encuesta, reveló que esta semana los centros de salud de Mendoza y Neuquén reportaron tener una ocupación del 100%, seguidas de San Juan donde se informó un 97,92%; provincia de Buenos Aires (PBA), un 93,28%; Río Negro, un 91,89 y la Ciudad de Buenos Aires (CABA) con un 90,44%.

 

Respecto al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye CABA y municipios de la provincia de Buenos Aires, con 53 UTIs analizadas un total de 1.242 camas, se registró un descenso respecto de la semana pasada del 5% aunque más de la mitad de los centros de salud que respondieron (57%) señalaron que no tienen camas disponibles.

 

En esta oportunidad, el relevamiento consultó también sobre la internación en UTIs de embarazadas y se observaron 25 (que constituyen el 1,27% de los pacientes Covid-19) de las cuales el 64% requirieron ventilación mecánica.

 

En referencia a la internación de jóvenes menores de 40 años, la SATI relevó a 244 pacientes ingresados por Covid-19 grave que corresponde a un 12.4% de los pacientes Covid-19 positivos, requiriendo el 75% ventilación mecánica.

 

Otro punto que la SATI viene analizando en estas encuestas es la faltante de insumos y lo que relevó al 7 de mayo fue que el 65% de las instituciones manifestaron al menos una carencia.

 

«Sin embargo -alertó el comunicado- en aquellas UTIs con faltantes, se observó un incremento del déficit en relación a la semana previa. Por ejemplo, los sedantes pasaron del 27% al 40%; de bloqueantes neuromusculares del 16% al 28%; de anticoagulación del 9% al 17%, y de analgésicos del 9% al 16%».

 

Finalmente, la SATI recordó que esta encuesta «es sólo una muestra, por lo que no es prudente extraer conclusiones por encima de las estadísticas oficiales».